sábado, 3 de mayo de 2008

Caígo sobre unas manos - Antonio Gamoneda

(Marc Chagall, Maternidad, 1914)


CAÍGO SOBRE UNAS MANOS

Cuando no sabía
aún que yo vivía en unas manos,
ellas pasaban sobre mi rostro y mi corazón.

Yo sentía que la noche era dulce
como una leche silenciosa. Y grande.
Mucho más grande que mi vida.
Madre:
era tus manos y la noche juntas.
Por eso aquella oscuridad me amaba.

No lo recuerdo pero está conmigo.
Donde yo existo más, en lo olvidado,
están las manos y la noche.
A veces,
cuando mi cabeza cuelga sobre la tierra
y ya no puedo más y está vacío
el mundo, alguna vez, sube el olvido
aún al corazón.
Y me arrodillo
a respirar sobre tus manos.
Bajo
y tú escondes mi rostro; y soy pequeño;
y tus manos son grandes; y la noche
viene otra vez, viene otra vez.
Descanso
de ser hombre, descanso de ser hombre.


Autor: Antonio Gamoneda.

6 comentarios:

mangeles dijo...

Jejjeee niñaaa...hemos ido al teatro... LA PLAÇA DEL DIAMANT..., al Teatro Valle Inclán....
Adaptación teatral de Jose M. Bent i JOrnet...por el TEATRO NACIONAL DE CATALUÑA...

Y SABESS... cotilleo:

" La Maripili ha llorado" jejeee...

(yo también, pero yo ya sabes que lloro siempre...nunca había visto a la Maripili llorar en el teatro así jejee... VISCA CATALUÑA)

TOROSALVAJE dijo...

Cómo me ha gustado leer este poema.

No lo conocía.

Gracias por divulgarlo.

Besos.

lemoinestar dijo...

MÁngeles,
¡cómo me alegro de que hayáis disfrutado en el teatro y de que al final hayas podido ir con MiriPili! ¡cómo me hubiera gustado estar allí con vosotras!

¡VISCA!

Yo ayer estuve paseando por los alrededores de Santa María del Mar y estuve recordando con nostalgia vuestra visita. Se tiene que repetir pronto... ;-)

TOROSALVAJE,
Me alegro mucho de que te haya gustado leerlo, descubrirte poemas desconocidos, sin pretenderlo, es una manera de agradecerte lo mucho que me gusta leerte a ti.

Si hay algo que me enternece es el tacto de la manos de mi madre, por eso cuando leí este poema pensé que era el más adecuado para el día de hoy, además de Gamoneda, un poeta que todavía no había podido estrenar...

Petons

Luna Azul dijo...

Precioso poema para el día de hoy, nada que consuele más que las caricias de una madre.
Un beso MUACKSSSS

lena dijo...

si un bonito poema,aunke tu amiga no sepa leer poesia, pero ya sabes que todo lo que haces me gusta....
muxus

lemoinestar dijo...

Luna Azul,
así, niña.

lena,
claro que sabes leer poesía... sabes si algo que lees te gusta o no te gusta. Lo mismo que cuando ves una película o cuando miras un cuadro, no es cuestión de saber, es cuestión de sentir.

Muxus para las dos.